Proteger a los bebés del sol

Cómo proteger a los niños del sol

El verano es la época del año ideal para pasar más tiempo con los niños: playa, piscina, parques de atracciones, días de turismo… Unas vacaciones son ideales para pasar tiempo en familia, sin embargo, hay que tomar algunas precauciones para evitar accidentes indeseados. Una de las cosas más importantes es saber cómo proteger a los niños del sol.

La piel de los más pequeños es especialmente débil ante los rayos del sol, por ello debemos tener muy claro cómo proteger a los niños del sol y aplicar unas sencillas reglas para evitar quemaduras y daños posteriores. ¡Vamos a conocer estos sencillos pasos!

Cómo proteger a los niños del sol

Cómo proteger a los niños del sol

  • No exponer al sol directamente a los niños menores de un año

Durante el primer año de vida la piel de los niños es mucho más sensible. Por ello, debes tener en cuenta no exponer directamente al sol a los niños menos de un año. Para ello son muy útiles las sombrillas para el carro, para los paseos al sol; y las tiendas de campaña de playa para los días de playa o piscina.

  • Evita las horas centrales del día

Al igual que para los adultos, el sol durante las horas centrales del día (12-17) es muy perjudicial para la piel de los más pequeños; por eso, es muy importante no exponerse al sol durante esta franja de tiempo. Puede ser un momento ideal para disfrutar con sus juguetes favoritos dentro de casa.

  • Utiliza protector solar específico para niños

Al igual que utilizas una crema específica para el rostro, debes proteger a los más pequeños con protectores solares específicamente diseñados para su tipo de piel. Estos protectores, generalmente suelen ser de un factor de protección superior al 50.

Además, hasta los 3 años, deberás utilizar protectores solares específicos para bebés, ya que su piel sigue siendo mucho más vulnerable que la nuestra.

Deberás volver a aplicar protector solar cada cierto tiempo para evitar que este pierda su protección; ya que los más pequeños siempre están jugando o entrando y saliendo del agua.

  • Utiliza piezas de ropa, sombreros y gafas de sol

Además del protector solar, es muy útil para los más pequeños usar ropa específicamente diseñada para evitar los rayos solares, sobreros y gafas de sol para evitar los daños en zonas delicadas como ojos, cuello y orejas.

El uso de estas prendas no exime del uso del protector solar, ya que pueden quedar zonas como las piernas, la cara o los brazos expuestos a la radiación solar.

  • Hidrata su piel después de la exposición solar

Al igual que existen protectores solares específicamente diseñados para niños, también existen cremas post-solares formuladas para ellos. Hidrata su piel con ellas y reducirás el riesgo de sarpullidos u otras afecciones de la piel.

Si se ha producido alguna irritación o quemadura, también cuentas con productos específicos para tratar las irritaciones en la piel de los más pequeños.

  • No descuides la protección durante el resto del año

En ocasiones, solo nos acordamos de proteger nuestra piel en verano. Sin embargo, es muy importante proteger a los más pequeños durante todo el año. Especialmente cuando van a pasar largos periodos de tiempo al aire libre.

Este consejo se extiende también a los días nublados de verano, hay que protegerse aunque creamos que no hace sol, ya que los rayos UV siguen presentes.

Con estos sencillos consejos sabrás cómo proteger a los niños del sol en todo momento para disfrutar de unas grandes vacaciones y olvidarte de quemaduras y accidentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


8 + = catorce

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>